Frescura, cercanía, gancho y, sobretodo, respetar la máxima de “menos es más”.  La escritura para Internet tiene sus propias normas y puede ser un reto para los redactores que vienen del mundo offline. En The Tangential, un blog colectivo dedicado a la redacción creativa, he encontrado 6 buenos consejos destinados a aquellos que están empezando a escribir para la red. Los comparto con vosotros:

    • Hay un montón de escritores online. En Internet todos estamos escribiendo constantemente y muchos de los que mejor escriben no van por ahí llamándose “escritores”. Si buscas referentes de buena escritura online, abre tu mente.
    •  Tus publicaciones en medios sociales no sirven sólo para promocionarte como escritor. SON escritura.
    • Escribe contenido accesible y digerible. Construye titulares concisos y seductores, que llamen la atención de los lectores y al mismo tiempo comuniquen de qué va el post. Estructura tus publicaciones de forma clara, cuida la extensión y usa elementos gráficos y fotos. En Internet, escribir bien es, muchas veces, NO escribir.
    •  Internet no es un “árbol del dinero”: fuera de la red, los lectores están acostumbrados a pagar por leer. Eso no pasa en Internet, así que…Usa la red para conseguir público y reputación (y luego monetiza si puedes).
    • La regularidad es clave. Los escritores que se hacen un nombre en la red son aquellos que postean regularmente y que llegan a convertirse en parte de la rutina diaria de sus lectores. Eso si: sé paciente. Construir un público cuesta tiempo.
    • En la red, la respuesta del lector puede ser instantánea. Valora las respuestas significativas, pero no te obsesiones con obtener las respuestas que tú quieres. Eso es algo incontrolable.

¿Qué añadirías tú?

Foto, con licencia CC: Eclectic-Echoes

2 Comentarios

    1. Gracias por el comentario, Teresa. Aunque todos somos libres de escribir como más nos guste, no está de más tener en cuenta que la tendencia de la mayoría de internautas es la lectura diagonal o el «escaneado» del texto. La red es un medio rápido, audiovisual y en el que estamos algo sobre-estimulados…A menudo nos cuesta o nos da pereza concentrarnos en lecturas muy extensas. Si tienes un público fiel no creo que debas preocuparte demasiado por el estilo, pero si estás intentando que empiecen a leerte, quizás sea bueno plantearse ¿Puedo decirlo de modo más simple? ¡Salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *